Mi Historia

Lectura Registros Akashicos

Virginia Umpierrez

Mi historia para algunas personas puede ser incomprensible… pero quizás puede ayudarles.

Ayudarles a que Despierten… a que vean más allá de sus ojos… a que perciban más allá de sus sentidos, a que encuentren un destello de Luz en la realidad cotidiana… a que se quiten la venda que les han impuesto, a que tomen Conciencia de quienes son y el Poder que radica en cada uno, a que…

Desde la Experiencia transitada en este camino espero que mis palabras lleguen a vuestro sentir… a vuestro Corazón… a vuestra Alma… entonces mi vida tendrá una razón más de existir.

Me llamo Virginia, nací y viví en Montevideo (Uruguay) gran parte de mi vida.

Trabajé allí 16 años como Administrativa-Contable… y me acomodé como muchos… a la sociedad… a las estructuras… a los condicionamientos y a una realidad que desde que tenemos uso de razón nos han hecho creer.

Esa fue durante muchos años, mi vida… ¡el chip programado en mi robot!

Hoy ha cambiado, hoy es otra ¡y doy gracias a Dios cada día por haber Despertado!

Desperté hace 15 años atrás al canalizar mensajes de un Hermano Mayor llamado Ougle, al que amo profundamente y le debo mucha de las enseñanzas que hoy predico, y que me permitieron poco a poco entrar en este camino. (Leer “Encuentro con Ougle”).

Por diferentes circunstancias ya que no era mi momento de Despertar completamente, y todo es Perfecto, me volví a dormir, ese fue uno de mis grandes aprendizajes (Leer “Creer en uno mismo”).

Pasaron los años y nuevamente volvieron a golpear mi puerta y, ahí si tomé Conciencia del Camino elegido por mi Ser. (Leer “Directores y Actores de nuestra Película”)

¡Esta nueva llamada a “Despertar” hizo que cambiara toda mi vida!

Esta llamada llegó a través una Lectura de Registros Akáshicos (RA). A partir de allí todo cobró sentido. Y desperté de un largo sueño.

Creía que estaba despierta cuando en verdad estaba dormida… el sueño era mi propia vida… mi propia realidad. (Leer “El Despertar de mi Alma”).

Cuando tomé Conciencia de ese sin vivir, decidí tomar las riendas de mi vida y llevarla por donde yo quería. y no permitir más que ella me llevara a mi.

Desde entonces, empecé a trabajar conmigo misma desde la Conciencia Superior o Conciencia Cósmica, junto con la asistencia y ayuda de mis Maestros y Guías. Esto hizo posible que poco a poco pudiera liberarme de muchas de las cadenas socialmente impuestas.

Cadenas que están presentes en la vida cotidiana del Ser Humano, atrapándolo y cegándolo de su verdadera realidad.

 

Fui durante muchos años una oveja mas del rebaño…si, es cruel pero cierto… ser una oveja mas del rebaño controlado por unos pocos.

Unos pocos que ejercen el poder y el dominio detrás de las estructuras… la sociedad… la realidad… los condicionamientos… las presiones y los miedos, etc.

Ahora gracias a Dios soy libre… libre… me salí del rebaño y pastoreo en una pradera libre y hago mi camino desde ese sitio. Aprendo día a día de mi misma y aprendo a reconocerme como lo que verdaderamente soy y no como lo que me han hecho creer mientras estaba encerrada en el corral.

A quienes lean esto les pido que reflexionen y se permitan ver en donde esta cada uno ubicado, dentro del corral o fuera. (les dejo este interesante planteamiento). Leer “El Corral”.

Ahora, desde que abrí la puerta del corral pastoreo desde hace 6 años en la maravillosa Isla de Mallorca (Baleares-España), Isla a la que amo y le agradezco cada día todo lo que me ha dado y todo lo que me da.

Aquí me siento feliz. Aquí aprendo a vivir. Aquí vivo cada día… aquí extiendo mis Alas y vuelo… aquí es mi escuela… aquí es mi camino… aquí es donde quizás por primera vez empecé a caminar… aquí es donde expreso mi Alma… mi Ser y descubro y vivo el Amor a todos los niveles.

Aquí aprendo a Ser y a sentirme completamente libre, sin ataduras, sin miedos, sin cuestionamientos, sin opresiones y sin los condicionamientos de mi mente.

Aquí me dejo fluir y me permito Ser yo cada día… aquí es donde hago lo que amo y he venido a hacer:  Ayudar, transmitir y enseñar.

Aquí les enseño a recordar el Cielo para traerlo a la Tierra y a recordar lo en verdad son.

“Seres de Luz y Energía en continua Transformación viviendo una Experiencia Terrenal”

“Somos Seres Inmensamente Poderosos capaces de cambiar nuestra vida si tomamos Conciencia de la verdad de nuestra esencia”

“No somos ovejas de rebaño. Somos Águilas. Y si extendemos nuestras Alas podemos volar muy… muy… alto.”